• Home
  • Noticias
  • Patricio Bernedo: "En los momentos críticos es cuando se recurre al Estado"

Patricio Bernedo: "En los momentos críticos es cuando se recurre al Estado"

 MG 7011 opt

Nuestro decano, Patricio Bernedo, fue entrevistado por “La Segunda”, donde señala cómo a lo largo de la historia de nuestro país el Estado ha rescatado a las grandes empresas y bancos en momentos de crisis.

Historiador UC y doctorado en la U, de Eichstatt (Baviera), Patricio Bernedo es decano de la Facultad de Historia, Geografía y Ciencia Política de su alma mater.
Tiene una estrecha vinculación con la historia económica de Chile, es profesor del ramo, porque siendo alumno universitario le tocó vivir la crisis de 1982 y se interesó en los procesos que llevan a las épocas de crisis y de prosperidad.

Explica que considera razonable "una alternativa para sacar a las grandes empresas de la crisis o ayudarlas a que sorteen la crisis y cuando se recuperen paguen la deuda", Y cree que si el Estado interviene y lo hace "razonablemente bien" va a quedar legitimado si en el futuro asume un rol más activo.

¿Cuán similares podrían ser los salvatajes a la banca en 1982 y al salitre en 1930 con la posibilidad de que ocurra ahora?
—Yo te diría que tiene la similitud que el Estado va al rescate. O a lo menos, intenta ir al rescate en un contexto de crisis que se repite en los dos casos.

— ¿Cómo fue la participación del Estado en la empresa del salitre?
— La industria del salitre chileno venia en franca decadencia y en 1930 se crea una empresa mixta, la Compañía de Salitre de Chile, para incorporar al Estado con un 50%. El otro 50% lo toman las salitreras, en su mayoría extranjeras, que aportan todos sus activos. Se deja de cobrar el impuesto a la exportación, que era la principal entrada del Estado de Chile y se  cobra el impuesto a la renta. Le fue muy mal. La solución llegó tarde y fue imposible abaratar los costos para competir con el salitre sintético. Tuvo que cerrar en 1933.

— ¿Cuál fue el papel del Estado en el rescate de la banca en 1982?
— En ese momento el sistema bancario chileno estaba en riesgo de desaparecer, literalmente de quebrar con todo el caos que eso podía implicar. Ante esta situación interviene el gobierno, a través de la compra de la cartera de riesgo que tenían los bancos con un pacto de recompra, que implicaba que con las utilidades que fueran generando a futuro los bancos rescatados debían ir pagando. Eso da origen a la deuda subordinada. Aquí no se rescató a los dueños, sino a los bancos. Los bancos más grandes tenían deudas con empresas relacionadas y en dólares que, con la devaluación, se tornaron inmanejables. Después de la crisis se configuró la nueva ley de bancos y se prohibieron los créditos relacionados-

—En momentos críticos el Estado es salvavidas de los privados, que no les gusta cuando les va bien.
—En los momentos críticos es cuando se recurre al Estado y eso ocurre en todos los países. El Estado pasa a ser el último garante de que vamos a poder seguir funcionando. Ya en el siglo XIX el Estado chileno tuvo que ir al rescate de la banca porque estuvo a punto de quebrar y decretó la inconvertibilidad.

—Llevamos 40 años de libre mercado y estado subsidiario, ¿por qué los privados le piden ayuda?
—La historia a veces te fuerza a cambiar tu paradigma, a tomar decisiones que en condiciones normales jamás habrías tomado. Siempre en función de bienes superiores; sostener el empleo, el ingreso de las personas y por esa vía el consumo. Lo interesante de esta crisis es que no es una crisis financiera sino de la economía real, es el sistema productivo que se está paralizando.

Fuente: La Segunda