Johannes Rehner asume como nuevo director del Instituto de Geografía

 

johannes.jpg

Con casi quince años de trayectoria en la UC, el experto en geografía económica, estudios asiáticos y desarrollo urbano sustentable liderará el instituto por los próximos tres años. "Me siento agradecido por el apoyo de mis colegas para asumir este cargo, honrado por la confianza. Domina una sensación de emoción y motivación, porque es una gran responsabilidad", dice el profesor.

Este 2022, el destacado académico UC Johannes Rehner asumirá como nuevo director del Instituto de Geografía, y lo hará por un período de tres años. Según sostiene, su primera responsabilidad será "cultivar el enorme legado dejado por Federico Arenas como director anterior, y encabezar un equipo que es muy productivo y tremendamente colaborador". 

Rehner obtuvo su licenciatura en geografía y el grado de doctor en la Universidad de Munich, Alemania, y sus áreas de estudio son la geografía económica, los estudios asiáticos y desarrollo urbano sustentable. Se convirtió en académico UC en 2008 y pasó a ser profesor titular el año 2018.

Durante más de una década se ha dedicado fuertemente a las clases y a la investigación, no obstante, se desempeñó también como subdirector del Instituto de Geografía, además de dirigir el Centro de Estudios Asiáticos de la universidad entre los años 2016 y 2020. También es investigador asociado del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable, CEDEUS.

En esta nueva etapa, una de las cosas que le gustaría impulsar es hacer un aporte aún mayor para replantear la relación como sociedad con la naturaleza. "Me haría feliz si el Instituto de Geografía se visibilizara como lugar de destacada relevancia a nivel latinoamericano para reflexionar y debatir sobre la 'casa común', basado en la experticia del equipo y en nuestras líneas de trabajo", enfatiza Rehner.


Emoción y motivación frente a una gran responsabilidad


– ¿Cuál es su primera impresión tras conocer esta noticia y qué significa esto para usted como académico?

– "Primero, agradecido por el apoyo de mis colegas para asumir este cargo, honrado por la confianza y, segundo, domina una sensación de emoción y motivación, porque es una gran responsabilidad. Esto es muy reciente, de pocas semanas, así que estoy en proceso de comprender las diferentes dimensiones de este cargo, aunque pude conocer algunos durante los últimos tres años en el cargo de subdirector. La responsabilidad como director es mucho más compleja. Va ser un periodo muy intenso, que sin duda va marcar mi vida en los próximos tres años. Por esto, mi dedicación a la investigación va ser limitado, sencillamente por el tiempo, pero me parece fundamental seguir dictando cursos para no perder este nexo con los y las estudiantes de los diferentes programas. Lo disfruto y porque formar estudiantes es lo que nos define finalmente como universidad".


– ¿Cuál cree que será su principal desafío al asumir este cargo?

– "La primera responsabilidad será cultivar el enorme legado dejado por Federico Arenas como director anterior, y liderar un equipo que es muy productivo y tremendamente colaborador -tenemos un ámbito de excelente clima laboral-. En nuestra disciplina, la geografía, trabajamos sobre temas muy diversos y además de manera interdisciplinaria colaborando con otras unidades académicos, con varios centros FONDAP, un milenio, lideramos un centro UC y dos estaciones de investigación UC y, además, tenemos una oferta completa de programas de estudio. Por esto, el desafío es cultivar esta relevancia de nuestra disciplina, aunque, en medio de todas las tareas, queremos lograr que como personas no nos sintamos abrumados o reventados. Aún más después de dos años de pandemia. Parece contradictorio definir esto como tarea, pero me gusta ver como desafío lograr que nos mueva la curiosidad académica y que disfrutemos de estar en el instituto".


– ¿Qué les gustaría impulsar como Instituto de Geografía?

– "Podemos hacer un aporte aún mayor para replantear nuestra relación como sociedad con la naturaleza. Me haría feliz si el Instituto de Geografía se visibilizara como un lugar de destacada relevancia a nivel latinoamericano para reflexionar y debatir sobre la 'casa común', basado en la experticia del equipo y en nuestras líneas de trabajo".


Los desafíos más importantes de la actualidad


– Teniendo en cuenta las grandes problemáticas que enfrenta hoy nuestra sociedad, ¿cómo ve el rol actual de los geógrafos?

– "Somos una disciplina cuya temática central –la relación entre los seres humanos y su entorno– nos ubica en el centro de la mayoría de los problemas de largo plazo. Desde sustentabilidad, cambio climático, terremotos, tsunamis, la sequía, el extractivismo, incluso hasta la pregunta cómo alcanzar una sociedad más justa, ciudades integradas y con mejor calidad de vida. Todos ellos son problemas urgentes a nivel global y para Chile en particular, y son temas que estamos enseñando e investigando como geógrafos desde hace varios años. Además, tenemos mucha presencia en el diálogo con la sociedad para contribuir a la política pública, por ejemplo, en términos de riesgos socionaturales, el borde costero o la planificación territorial y urbana. Nuestros egresados, como geógrafos y geógrafas profesionales, aportan a esto en su vida laboral en el sector público. Por ejemplo, aportando a la planificación en distintas escalas, en el sector privado o en la asesoría ambiental".


– ¿Desde qué aristas clásicas o nuevas cree que se puede aportar a los grandes desafíos de la actualidad?

– "Podemos aportar sin duda a una visión realmente territorial y, por ende, a la identificación de estrategias integrales e integradoras para enfrentar estos desafíos. Los riesgos son un ejemplo. No se pueden enfrentar solamente desde la comprensión física y la respuesta técnica sin considerar a las comunidades, los procesos productivos, la experiencia de los sujetos, entender el nexo de las personas con el lugar. Aquí, nuestro aporte es una planificación territorial integradora. Otro ejemplo es lo que aportamos a la comprensión del profundo descontento que remeció a la sociedad a través de comprender las urbes integrando tensiones a nivel barrio con los procesos culturales, financieras e inmobiliarias que construyeron ciudades profundamente divididos e inhiben una sociedad más justa. Es el momento para aportar también a la sociedad en la construcción de la justicia espacial, a una valoración de los bienes comunes, a la discusión sobre la naturaleza, sobre el agua, el cambio climático. Es nuestra responsabilidad como generación y como académicos tomar acción".

Información periodística
Max Riquelme
Periodista de la Dirección de Comunicaciones UC