• Home
  • Noticias
  • Profesor Juan Pablo Luna lidera proyecto que analizará el rol de Facebook en las campañas electorales legislativas en Chile en 2017

Profesor Juan Pablo Luna lidera proyecto que analizará el rol de Facebook en las campañas electorales legislativas en Chile en 2017

estudio juan pablo luna

Todo puede partir con un simple “Me gusta” en un comentario en Facebook, para que esa primera aprobación, dada en forma libre y autónoma por un usuario a un mensaje que coincide con sus intereses, pase a ser parte de una cadena de eventos que termine con esa persona marcando una raya en una de las millones de papeletas que determinarán quién será el próximo presidente de un país.

Cuánto influyen las redes sociales en ese acto final —el voto— es la gran interrogante que buscan responder 12 equipos de investigadores en ocho países, entre los que se encuentra Chile, que forman parte de una iniciativa académica inédita: Facebook, el gigante de las redes sociales, ha decidido compartir con la comunidad científica sus datos de manera íntegra, anónima y transparente, para que los investigadores puedan medir adecuadamente su influencia en los procesos democráticos.

Los 12 proyectos—en los que participan 60 investigadores de 30 universidades diferentes— fueron aceptados después de pasar por un competitivo proceso de revisión de pares organizado por el Social Science Research Council (SSRC) de EE.UU. junto con Social Science One, comunidad de académicos liderada por las universidades de Harvard y Stanford, y Facebook.

Los resultados se dieron a conocer este lunes 29 de abril y entre las 12 iniciativas ganadoras de esta primera convocatoria, dos se centran en el caso chileno, siendo una de ellas liderada por nuestro profesor Juan Pablo Luna, quien además integra el Instituto Milenio Fundamentos de los Datos (IMFD).

La novedad de este concurso es doble. Primero, se crea una infraestructura específica que permitirá a los investigadores acceder a información, como las reacciones que tuvo un enlace compartido en Facebook, pero cautelando la privacidad de los usuarios al eliminar información identificable de los datos. Segundo, para garantizar la independencia de las investigaciones, Facebook no participa en la selección de los proyectos y no puede limitar o dirigir los resultados de los mismos.

La adjudicación de estos proyectos es un hito en la investigación en este campo: “Los datos de Facebook nos permitirá realizar análisis más sofisticados y Chile será parte de una comunidad que accederá a estos datos por primera vez para analizar el impacto de las redes sociales en las democracias contemporáneas”, señala Juan Pablo Luna, académico del Instituto de Ciencia Política e investigador asociado del IMFD.

 

La influencia de Facebook en las Parlamentarias de 2017

Juan Pablo Luna es quien lidera uno de los proyectos del IMFD, que analizará el rol de Facebook en las campañas electorales legislativas en Chile en 2017.

De este proyecto forman parte los investigadores IMFD Cristián Pérez-Muñoz, del Instituto de Ciencia Política UC; Fernando Rosenblatt, director del Departamento de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales; Sergio Toro, de Ciencia Política en la U. de Concepción y director de DemoData UdeC; Bárbara Poblete, de la Universidad de Chile, y Sebastián Valenzuela, de la Facultad de Comunicaciones UC.

Este proyecto busca entender el rol de Facebook en las campañas electorales en relación con otros parámetros, como las audiencias segmentadas.

Esto no se ha podido hacer hasta ahora, porque -en general- quienes analizan campañas electorales y la lógica detrás de ellas pueden mirar una sola dimensión: sólo redes sociales o sólo campañas offline. Nuestro proyecto será el primero, hasta donde sabemos, en estudiar en Chile en forma combinada ambos tipos de campañas, online y offline”, destacó el profesor Luna.

 


Relación entre tuits y votos

El investigador explica que en 2017 su grupo realizó un seguimiento de las campañas legislativas en terreno, en Twitter y Facebook de 17 candidatos a diputados en varios distritos de las regiones Metropolitana y del Biobío, lo que les permite ya contar con algunas nociones tentativas.

“Por ejemplo, vimos a dos candidatos con niveles de efectividad totalmente diferentes: ambos provenían de partidos desafiantes, al alero de movimientos sociales; los dos hicieron campañas muy fuertes en Twitter y Facebook, pero uno tuvo una tasa muy alta de votos por tuit, mientras que el otro bajísima. La diferencia estaría dada por lo que cada uno hizo en terreno, lo que querría decir que sí hay conexión entre lo online y lo offline, que es lo que esperamos corroborar con este proyecto”,señala Luna.

Además, advierte que esperan analizar el impacto de la segmentación de mensajes: “Pensamos —y así lo sugiere lo que hemos visto— que la segmentación según audiencias, dados los algoritmos de las redes sociales, funciona al servicio de las campañas de la misma manera que para marcas o empresas. Los candidatos podrían haber llegado con mensajes -en apariencia opuestos- a distintos grupos a través de esta segmentación y haber aumentado así su esfera de influencia”.

La investigación permitirá aprovechar conjuntamente los datos de Social Science One con los ya recopilados sobre las 186 campañas electorales en línea (en Twitter y Facebook) de candidatos al Congreso, las campañas en terreno de 17 candidatos comparadas con sus campañas en línea, y datos de contexto como la estrategia electoral, el financiamiento y gasto de las campañas, y las características políticas y socioeconómicas de los distritos.

Junto con ello, se podrá analizar dichas campañas en el marco de las presidenciales que ocurrieron simultáneamente, induciendo a algunos candidatos a explotar los efectos colaterales y comparar con una base de datos de 50 campañas observadas en la era anterior a Facebook en distritos similares a los muestreados en 2017.

 

 



INFORMACIÓN PERIODÍSTICA
Noemí Miranda Gómez (Instituto Milenio Fundamentos de los Datos) / Instituto de Ciencia Política UC