• Home
  • Noticias
  • Proyecto internacional CARE sobre el cambio climático, desarrolló su conferencia final en nuestra Facultad

Proyecto internacional CARE sobre el cambio climático, desarrolló su conferencia final en nuestra Facultad

NATT3331

Durante la última semana de septiembre nuestra Facultad fue sede de la Conferencia final de “CARE: Empoderando la resiliencia climática, proyecto coordinado por la Universidad Pablo de Olavide, España y financiado por la Unión Europea. 

El proyecto ERASMUS “Empowering Climate Resilience CARE está integrado por 8 países de Europa (Italia, España y Holanda) y de Latinoamérica (Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Uruguay), que durante dos años desarrollaron un trabajo multidisciplinario en 16 instituciones, incluyendo la Pontifica Universidad Católica de Chile.

Todos los países miembros son parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, han firmado el Acuerdo de Paris y han aprobado al menos un programa, una estrategia o un reglamento sobre la adaptación al cambio climático a nivel nacional.

El objetivo de este proyecto es desarrollar experiencias educativas innovadores entre universidades, asociaciones y ONGs para mejorar el potencial de resiliencia urbana con el fin de luchar contra los efectos del cambio climático. Esto se hizo a través de mapas conceptuales que enlazan ideas y analizan las problemáticas ambientales, así creando capacidades para enfrentarlas. 

Dibujar, mapear un problema que tienen muchísimas más conexiones y más interrelaciones que pueda parecer, ayuda a comprender y tener una visión mas completa. Los mapas conceptuales nos han permitido entender mejor el problema”, indicó Pilar Paneque, profesora de Geografía Urbana de la Universidad Pablo de Olavide, y una de las coordinadoras del proyecto.

Jonathan Barton, profesor de nuestra Universidad, señaló que el origen del proyecto es pedagógico por eso se usa este tipo de herramientas: “Enseña cómo transmitir conocimiento sobre la adaptación al cambio climático a estudiantes, con una metodología mas visual, se llama CMap. La idea es aplicar los misma metodología en todos los países a través del trabajo con estudiantes para probarlo, generar materiales, y después compartir el conocimiento para formas profesionales”.

En esta conferencia final, de dos intensas jornadas, se presentaron las experiencias y resultados que se obtuvieron del proyecto. La actividad contó con la asistencia del Vicerrector Académico UC, Juan Larraín Correa, quien además de dar las palabras de bienvenida, destacó la importancia de esta iniciativa: “Sabemos que el cambo climático no es solo un desafío local ni nacional, es global y por eso las alianzas son importantes entre gobiernos y universidades, y estas con los gobiernos locales, municipio y comunidad, donde los problemas de resiliencia se manifiestan de manera más concreta. Este proyecto CARE es un ejemplo de este tipo de alianzas, para compartir experiencias, transmitir conocimientos interdisciplinarios a estudiantes de disciplinas distintas y para promover su participación activa”.

Luego de las palabras de bienvenida del Vicerrector Larraín, el profesor Cristian Henríquez, uno de los organizadores de la conferencia, señaló que en este encuentro concluye el trabajo de dos años, que permitieron importantes encuentros en Sevilla, Quevedo y Medellín, donde se presentaron los avances, metodologías, experiencias y productos que fueron enriqueciendo al proyecto. 

En las presentaciones se expusieron los reportes de investigación sobre resiliencia, y se mostraron los instrumentos utilizados para instruir a alumnos y profesores, como tablas e información sobre las características geográficas de cada nación, sus deficiencias y retos en temas de adaptación al cambio climático, las autoridades a cargo de reducción de riesgo, respuesta y recuperación de los territorios afectados por eventos naturales. 

Con cada presentación de los delegados de los países miembros, se obtuvo experiencias enriquecedoras, resultado de talleres, cursos y workshops, con el objetivo final de instruir al profesor y sus estudiantes en estrategias de adaptación, capacidad de soportar incrementos climáticos, los cambios necesarios que se deben hacer en los parámetros de seguridad y cómo involucrar a la comunidad en esta materia. 

Otros asuntos que se discutieron fueron los desafíos que se presentaron, uno de ellos fue que las personas no están lo suficientemente sensibilizadas al respecto de los efectos del cambio climático. Otro reto al que se vieron enfrentados fue la necesidad de aumentar la capacidad de técnicos y de cursos académicos sobre resiliencia urbana, situación que va de la mano con las bajas competencias institucionales.

Santiago Arango, ingeniero civil de la Universidad Nacional de Colombia, subrayó que este proyecto es de educación, no de investigación: “Este proyecto es una combinación muy interesante entre conferencias y cursos (…) Los principales problemas que empezamos a tener asociados al cambio climático es el no saber, la incertidumbre, no sabemos cuáles son los cambios climáticos. La gente debe ser cociente del problema y generar una visión integral”.

Al finalizar la conferencia, se realizó una mesa redonda, donde los representantes de cada institución dialogaron sobre las conclusiones de las dos jornadas de charlas y experiencias. Aquí, se discutió sobre los pasos a futuro en la educación en resiliencia urbana y la importancia de estabilizar y fortalecer esta red de instituciones y países.

Las palabras de cierre fueron dadas por Pilar Paneque, quien recalcó la importancia del proyecto en la actualidad: “Gran parte del éxito del proyecto ha sido por lo acertado del tema. Estamos viviendo en un mundo de riesgos sistémicos definidos por la incertidumbre, eso hace que quienes estén trabajando desde las comunidades y universidades en temas similares, tengan un campo de acción para seguir progresando, entrar de lleno en el tema, desarrollar trabajo en territorios, aulas o investigaciones que profundicen en los nuevos problemas que necesitan nuevas soluciones y por lo tanto, nuevas herramientas”.

Hicimos el proyecto para que permeé en la forma en que desarrollamos los procesos de aprendizaje, que tienen que cambiar y abrirse, guiados por algo que es permanente en la universidad: afianzar el amor al aprendizaje. Hay que explorar nuevos caminos para hacer un mundo mejor”, finalizó la académica. 

Como actividad complementaria a la conferencia, los integrantes de CARE, realizaron un trabajo en terreno donde visitaron Valparaíso, aquí se reunieron con Lucía Hidalgo Vergara, presidenta de la Junta de Vecinos nº63 de Las Cañas. En el lugar, la dirigente vecinal contó su experiencia en el incendió del 12 de abril del 2014,  y complementó la  conversación el académico Uriel Padilla, ingeniero civil de la Universidad de Valparaíso, que expuso sobre las medidas que se han adoptado para prevenir que una catástrofe de estas magnitudes se repita. 

Finalmente, la comitiva se trasladó al borde costero de Viña del Mar, sitio en que se han desarrollado marejadas anormales que han afectado a los residentes y locatarios de la zona. Aquí se discutieron y analizaron los efectos y características de este fenómeno, como también las medidas de mitigación que se podrían realizar. 

OKLX8259