GEOlibros presenta "Ética en Geografía"

Portada Geo etica web

El libro "Ética en Geografía. Reflexiones sobre espacios y territorios para el mundo en que estamos y el que se nos viene", editado por los profesores Mauricio Correa Casanova, Federico Arenas Vásquez y Voltaire Alvarado Peterson, aborda una nueva interfaz disciplinaria que va desde la Geografía hacia la Ética -y viceversa-, la cual, entre los especialistas, ha recibido el nombre de Ética en Geografía. Con una selección de trabajos desarrollados en el marco de la asignatura Ética e Investigación en Geografía, perteneciente al Programa de Doctorado en Geografía de la Pontificia Universidad Católica de Chile, el presente libro reúne 10 artículos que proponen un recorrido por algunas problemáticas propias del espacio que habitamos, discutiendo sobre los valores y principios éticos que orientan y tensionan los debates geográficos contemporáneos.

La relevancia de la publicación recae en muchos aspectos, uno de ellos es que aparece como el primer libro en español que aborda la ética en la geografía, otra cualidad destacada, subyace en que los artículos son elaboraciones inéditas, realizadas en marco de una asignatura que ha exigido un intenso trabajo colaborativo, tanto de profesores como alumnos, orientado por la interdisciplinariedad y la transdisciplinariedad.

El profesor y candidato a Doctor de Geografía UC, Voltaire Alvarado señaló que el libro está “pensado para reflexionar sobre los alcances que la Geografía puede dibujar en las trayectorias de la ética aplicada, una ética de especialidades que se podría creer como cerrada, cuando en realidad alimenta a la crítica en los enfoques de los objetos de estudio”.

“No es un libro de filosofía, aunque suene como tal. Es la Geografía la que va al encuentro de la Ética, cuestionándose en procedimientos y tensiones. Ahí está la riqueza de su lenguaje”, añadió.

En tanto, el profesor de Filosofía, Mauricio Correa, destacó que la ética no es un asunto exclusivo de los filósofos morales: “también compete a los geógrafos que se hacen cargo al menos de tres asuntos centrales: primero, los problemas y desafíos éticos para la investigación y producción académica en geografía; segundo, el marco filosófico moral (normativo) para una variedad de temas y asuntos prácticos que aborda la disciplina; y tercero, la difusión sobre sus alcances y aportes, en tanto ciencia al servicio de la sociedad”.

A continuación, dos de los editores profundizan sobre su origen, temas, relevancia y público al que apunta.


¿Cómo se gestó la publicación de este libro y cómo se recopilaron los artículos?

Voltaire Alvarado (VA): El libro tiene un origen específico, y quizás ahí está su máximo valor. El programa de Doctorado en Geografía UC tiene en su primer semestre un curso obligatorio de Ética e Investigación en Geografía, que dirigen los profesores Arenas (Geografía UC) y Correa (Filosofía UC). 

Mauricio Correa (MC): A medida que fue avanzando nuestra investigación para enriquecer la docencia nos dimos cuenta de que en español la literatura era casi inexistente y así surgió la idea de publicar un libro. En la asignatura es una exigencia para los estudiantes la elaboración de un artículo en el que deben abordar algún tema geográfico desde el punto de vista del análisis ético. Es así como decidimos recopilar algunos artículos llamando a un concurso entre los estudiantes del doctorado. En esta etapa contamos con la valiosa colaboración de Voltaire Alvarado, estudiante del programa de doctorado. De los trabajos recibidos se hizo finalmente una selección que es la que compone el libro.

¿A quienes está dirigido? ¿Es accesible para la población no familiarizada con la disciplina?

MC: Ante todo, el libro está dirigido a los estudiantes de Geografía, sean del doctorado o de pregrado. Pero también a los estudiantes de Filosofía, ya que esta nueva interfaz disciplinaria forma parte de la llamada ética aplicada (junto con la bioética, la ética de la empresa, la ética de las profesiones, etc.). Mantengo mis dudas de si es un libro que pueda leer una persona no familiarizada con ambas disciplinas, ya que, como he dicho, supone la interfaz entre ética y geografía. En todo caso, cualquier persona con un conocimiento mínimo de ambas disciplinas podría leerlo perfectamente.

¿De dónde surge esta interfaz disciplinaria de la ética en la geografía y cuando comenzó?

MC: Aunque ya existen algunos antecedentes en la década del setenta de nuestro pasado siglo XX, esta “nueva interfaz disciplinaria”, como la ha llamado David M. Smith, adquiere un gran interés entre los geógrafos a partir de la década del noventa

Desde este nuevo enfoque se abordan temas como la justicia socioespacial, las geografías morales, el medioambiente o la ecología, la cartografía, así como la ética profesional y la educación moral en geografía, entre muchos otros.

¿Qué se puede inferir de que esta sea la única publicación que existe en español sobre la ética en la geografía?

MC: Los aportes más importantes en este nuevo campo los encontramos en el mundo anglosajón. En nuestro idioma casi no existe referencia en la literatura especializada. Esto nos viene a decir que esta nueva interfaz disciplinaria aún no encuentra plena acogida entre nosotros. Ahora bien, que este libro sea el primer referente en español hay que asumirlo con modestia. Ser el primero puede tener una ponderación ambivalente.

VA: Creo que nos pasó en colectivo que nos pusimos a escarbar en los debates epistémicos de la Geografía, volviendo a la teoría y el fundamento de las prácticas de la ciencia geográfica. Es un ejercicio muy positivo, porque más allá de la lengua, es la Geografía la que sale a contar cómo se cuestiona y establece un marco deontológico capaz de reconocer los conflictos en diversas líneas de transacción entre lo social y el medio.


¿Qué aporte hace el libro a la compresión de este nuevo ángulo de la geografía?

VA: Que un libro sea un aporte es el paraíso de toda investigación. La diversidad de temas es su principal riqueza. Se revisan tensiones en el ordenamiento territorial, seguridad alimentaria, luchas urbanas, vivienda, extractivismo, naturaleza y conflictos, cuestiones que hoy provocan tanto a las Ciencias de la Tierra como a las Sociales sobre los alcances que la producción de conocimiento tiene, pero también por las metodologías de abordaje y las formas políticas que acogen los destrabes que asisten al cambio y continuidad en el espacio.

¿Por qué es importante que se incluya la filosofía, en especial la ética, en la formación de investigadores en geografía?

VA: En realidad, la filosofía no puede separarse de ninguna ciencia. El sentido de la ética, eso sí, es distinto. El enfoque que propone el libro no es de formación, sino discutir desde un marco ético ciertas problemáticas que le son inherentes a la Geografía. Ahí está su riqueza para la formación doctoral, porque conduce las grandes preguntas a una dimensión material. 

MC: Desde mi punto de vista la inclusión de la ética o filosofía moral es importante no solo para los investigadores en geografía, sino también para los estudiantes de pregrado de la disciplina. Esto es así por varios motivos. En primer lugar, porque el estudio de la ética contribuye a la integridad académica. 

En segundo lugar, la ética contribuye a comprender mejor la dimensión ética de la profesión y su ejercicio, el ethos profesional que se encuentra arraigado en el bien interno profesional. Por último, en tercer lugar, también contribuye a enriquecer la disciplina geográfica incorporando su necesaria dimensión ético normativa y aplicada


¿Cómo se puede ver la ética en la geografía aplicada en el mundo actual y cómo debería aplicarse en el mundo que se nos viene? 

VA: ¡Ese es el título del libro! No sabemos lo que se nos viene, tenemos un conjunto de evidencias que nos alerta sobre lo que podría pasar, pero nada más. Pensemos en esta idea de integración que tan fuertemente ha sido instalada en políticas de ordenamiento territorial. ¿Dónde están las bases éticas de aquellas políticas?, su resultado será espacial y tendrá relaciones indisolubles de habitación y entorno, pero ¿cuáles son los marcos de responsabilidad que las legitiman dentro de la comunidad? Hemos sido, como sociedad, muy eficaces en levantar montañas de ladrillo y acero, pero no les hemos dado fundamento. Llevemos estas preguntas al sentido de la investigación y sus aportes a la comunidad y veamos qué pasa.

MC: Recuerdo que la filósofa española Adela Cortina dijo en una entrevista que “el siglo XXI será ético o no será”. Estoy totalmente de acuerdo con ella y creo que los acontecimientos históricos en lo que llevamos de este nuevo siglo le dan toda la razón. En este sentido, los autores que colaboran en nuestro libro ponen de manifiesto desafíos cruciales para el presente y el futuro de nuestro país y del mundo, tales como la vivienda y el derecho a la ciudad, el paisaje, las comunidades originarias, los conflictos ambientales y el cambio climático, el desarrollo de los pueblos, el ordenamiento territorial y el transporte.

:: El libro será presentado el viernes 19 de octubre a las 11.30 horas, en el Aula Magna Manuel José Irarrázabal, ubicado en Casa Central UC, Alameda 340.  Más información aquí

 

Portada Geo etica2

Seminario sobre educación ciudadana en escuelas católicas reunió a académicos y directivos de establecimientos educacionales

imgpreview 5

El Aula Magna de Casa Central UC, fue el lugar escogido para realizar el Seminario “Escuela católica y educación ciudadana”, organizado por el ICP y el Centro UC Estudios de la Religión, y el patrocinio de las Facultades de Historia, Geografía y Ciencia Política, Educación y Derecho, y que fue liderado por el profesor del Instituto de Ciencia Política, Rodrigo Mardones.

La actividad tuvo como objetivo principal contribuir al desarrollo y fortalecimiento de los planes de estudio de formación ciudadana de las escuelas católicas particulares, particulares-subvencionadas y municipales.

Con la participación de académicos especialistas en las distintas áreas de la educación ciudadana, y de un panel de experiencias de escuelas católicas, el seminario estuvo dirigido principalmente a directivos y profesores de colegios católicos que buscan, a través de sus planes de estudio, responder a una misión fundacional, a un carisma o espiritualidad específicos, y de manera más general, al Magisterio de la iglesia.

El profesor Rodrigo Mardones, fue el encargado de entregar las primeras palabras a los asistentes, donde destacó que el propósito de la educación ciudadana es “potenciar en niños y jóvenes los conocimientos habilidades y valores que permitan ejercer de manera efectiva la ciudadanía regular”. Y describió como la Ley 20.911, que crea el Plan de Formación Ciudadana para los establecimientos educacionales reconocidos por el Estado, señala que “las escuelas deberán incluir un plan de educación ciudadana que integre las definiciones curriculares vigentes sobre la materia y que brinde a los estudiantes la preparación necesaria para asumir una vida responsable en una sociedad libre y la orientación al mejoramiento integral de la persona humana”.

"Si bien todas las escuelas se encuentran supeditadas a esta exigencia, las de índole católica, en particular, tienen además el desafío de que su proyecto educativo de cuenta de su identidad", destacó el profesor Mardones.

Luego de las palabras introductorias del académico del ICP, el Padre Tomás Scherz, Vice Gran Canciller de nuestra Universidad, se refirió al Magisterio y la Educación. Destacó la importancia de la fraternidad espontánea en el proceso de la articulación de la educación ciudadana y el voluntariado para acercarse a la realidad social y potenciar esa fraternidad. Además, señaló que este voluntariado debe “situarse en el espacio de la escuela o de la universidad porque la educación ciudadana no es algo extra programático, es algo sistemático”.

El Padre Scherz, profundizó en la relevancia de los establecimientos educacionales en la formación de los niños y jóvenes en estos ámbitos: “El colegio expone las primeras obligaciones que se parecen mucho al ciclo de la solidaridad (…) La convivencia, sobretodo de distintas personas, es el lugar que invita desvelar un bien común”.

En tanto, durante el panel académico se presentaron análisis, evidencias y reflexiones sobre la educación ciudadana en las escuelas católicas; y estuvo integrado por Cristián Cox (Facultad de Educación UDP), Paula Luengo (Escuela de Psicología UC), Cristián Villalonga (Facultad de Derecho UC) y Alejandra Marinovic (Escuela de Negocios UAI).

El profesor Cristián Cox expuso “Educación católica de élite, misión y contexto”, donde explicó de qué manera los proyectos y planes educativos de instituciones emblemáticas se relacionan con el Magisterio de la Iglesia con respecto a tres temas claves: la política, la pobreza-injusticia y la cultura.

Por otra parte, la académica Paula Luengo, presentó “Pro-socialidad y ciudadanía para la cohesión social y desafíos para la educación católica”. Aquí abordó cómo los niños y jóvenes vinculan y pasan desde dimensiones individuales a dimensiones colectivas. Asimismo, comentó el desinterés y apatía de los ciudadanos, en especial el desinterés político de los jóvenes, cómo surge y de qué manera revertirla. Además, reflexionó sobre cómo activar los procesos de socialización política desde edades tempranas para fortalecer y fomentar el ejercicio de una posterior ciudadanía activa. “El trato entre las personas se vincula al ejercicio de la democracia”, aseguró.

Luego fue el turno del profesor Cristián Villalonga con su ponencia “Educación política e identidad católica: desafíos y oportunidades”. El académico hizo hincapié en cómo abordar el diseño de un currículo de educación ciudadana inserto en una escuela católica,  y como este proceso de planificación conlleva un desafío que al mismo tiempo se convierte en una oportunidad.

Posteriormente se dio inicio al Panel de experiencias de escuelas católica, donde expusieron los profesores Mario Soto, del Colegio Cristóbal Colón; Ángela Cousiño, de la SIP Red de Colegios; y Luz Eliana Cisternas, del Saint George’s College.

El seminario concluyó con la Conferencia “La Educación Ciudadana ante los Desafíos de la Democracia Contemporánea”, impartida por el Profesor Alberto Lo Presti, de la Universidad LUMSA (Roma) y Coordinador del Proyecto "Democracia y Universalismos" de la Fundación Pontificia Gravissimum Educationis – Congregación para la Educación Católica (Santa Sede).

La actividad fue posible gracias al financiamiento del proyecto FONDECYT Regular No. 1171448 “La Educación Ciudadana como Política Pública”, que dirige el profesor Rodrigo Mardones.

 

imgpreview 6

Los Centros y Estaciones Regionales de la UC buscan ser parte de red de observatorios internacionales

PHOTO 2018 10 08 12 06 55 2

Potenciar la investigación en temas de ecología global es el objetivo de la Red Hombre Medio, a la cual pertenecen observatorios de los distintos continentes. Chile, a través de la Estación Patagonia UC, es el único país latinoamericano presente en esta iniciativa.

Francia, Senegal, Antillas, Guyana Francesa, Portugal, Canadá, Estados Unidos y, en el último año, Chile, son los países que forman parte de la Red de Observatorios Hombre Medio, dependiente del Centre National de la Recherche Scientifique, CNRS, de Francia. A través de estaciones de investigación se estudia la ecología global, es decir, aquella que se preocupa de la relación del ser humano con el medio ambiente, desde distintas disciplinas, abordando fenómenos complejos y que afectan a todo el planeta, como el cambio climático.

En enero pasado, el rector UC Ignacio Sánchez y Stéphanie Thiebault, directora del Institut Ecologie et Environnement (INEE), del CNRS, firmaron un convenio por el cual la Estación Patagonia de Investigaciones Interdisciplinarias UC pasó a convertirse en el primer observatorio latinoamericano en integrar esta red internacional.

Esta membrecía da un gran impulso a la investigación, ya que permite compartir experiencias y datos entre las distintas estaciones, generar intercambio de académicos, estudiantes e investigadores jóvenes; generar y fortalecer vínculos internacionales, y apoyo para realizar proyectos interdisciplinarios.

La experiencia es tan valiosa, que se busca expandir esta participación a toda la Red de Centros y Estaciones Regionales – RCER UC, que se extiende a lo largo del territorio nacional y que está conformada -además de la Estación Patagonia UC en Exploradores, al sur de Coyhaique-,  por la Estación Atacama UC ubicada en Patache, al sur de Iquique; la Estación Costera de Investigaciones Marinas en Las Cruces; el Centro de Desarrollo Local en Villarrica; Senda Darwin en Chiloé; y el Centro de Excelencia en Biomedicina de Magallanes, Cebima, en Punta Arenas.

Como explica la directora de Investigación María Elena Boisier, la participación de los centros y estaciones regionales UC permite “dar acceso como investigación o como centro de investigación a una diversidad en términos biogeográficos y sociocultural, al tener estas estaciones desde el desierto de Atacama hasta la Patagonia. Presenta una diversidad que nadie más puede ofrecer”. 

Como agrega Alejandro Salazar, director de la Estación Patagonia UC, “para RCER UC es muy valioso ser parte de una reflexión interdisciplinaria a nivel internacional sobre temas como el cambio global, y otros que afectan a los territorios y sus comunidades. Asimismo, sería una oportunidad muy importante para ampliar los vínculos y los territorios en estudio”.

Es por esto precisamente que la directora de Investigación y el director de la Estación Patagonia UC Alejandro Salazar, se encuentra participando en el encuentro anual de la red Hombe Medio en Marsella, Francia. Reunión en que anualmente los distintos observatorios intercambian experiencias y los avances de sus investigaciones. Entre los estudios presentados se encuentran las percepciones del impacto del desarrollo urbano en la contaminación del agua en áreas urbanas del sur de Francia; el impacto de las actividades del hombre en las turberas, o un tipo de humedal en los Pirineos; un acercamiento multidisciplinario para entender el rol de los contaminantes ambientales en la estación de Estarreja; la evaluación de sistemas ecosistémicos en la integridad ecológica en los sistemas de lagunas en un proceso de restauración ecológico,  y estudios sobre el territorio de los Inuits en el norte de Canadá, entre otros. 


Información periodística
Nicole Saffie
Coordinadora de Comunicaciones 
Dirección de Investigación


PHOTO 2018 10 08 10 28 13 2

Profesor Pablo Whipple, es reelecto como Director del Instituto de Historia UC

 MG 7784

En el marco de la elección de Director del Instituto de Historia, que se celebró durante el mes de septiembre, el profesor Pablo Whipple resultó reelecto por un nuevo período de tres años.

Para esta segunda etapa, que se extiende hasta septiembre de 2021, el equipo de trabajo que seguirá liderando nuestro Instituto junto al profesor Whipple,  estará integrado por las profesoras María José Cot, en la subdirección, y por Verónica Undurraga, como Jefa de Investigación y Postgrado.

Dentro de los desafíos que destaca el profesor Whipple para el próximo período se encuentran "el fortalecimiento de las instancias de diálogo y trabajo conjunto con los estudiantes, la mantención de un buen ambiente laboral, ofrecer un magíster profesional, además de mantener la alta productividad en investigación disciplinar e interdisciplinaria de nuestros académicos, entre otros".

También, es pertinente destacar la alta participación de nuestros profesores en la votación, lo que otorga un significativo respaldo a la nueva gestión del director que fue electo con un amplio margen de votos: 19 a favor y uno blanco. 
 
El proceso eleccionario se desarrolló dentro clima colaborativo, al que contribuyeron enormemente todos los profesores, lo que asegura que la comunidad del Instituto de Historia podrá seguir trabajando muy unida en torno a los desafíos que se vienen para los próximos años.

 

Académicas del ICP presentaron investigación sobre la centroderecha en nuestro país

 

IMG 4555 opt

Las profesoras del Instituto de Ciencia Política, Julieta Suárez-Cao y Carmen Le Foulon, junto a Stéphanie Alenda, de la Universidad Andrés Bello, presentaron los resultados de su investigación Fondecyt "¿Qué es ser de centroderecha hoy en Chile?", ante estudiantes y profesores del Instituto de Ciencia Política.

El objetivo del estudio fue dilucidar cuál es la identidad de la derecha o centroderecha actual a través de encuestas, tanto sobre temas valóricos como coyunturales. Se buscó establecer el posicionamiento ideológico de Chile Vamos y qué permite inferir tal posicionamiento respecto de su carácter de derecha más o menos moderada.

A través de una encuesta aplicada entre el 2015 y 2016 a casi 700 personas de los cuatro partidos de la coalición de gobierno, que abarcó desde dirigentes comunales hasta parlamentarios, se preguntó sobre cuatro temas, dos de índole valórica y dos temas coyunturales:  la despenalización del aborto, matrimonio igualitario, eliminación del lucro en la educación y el establecimiento de una nueva constitución.

El resultado de estas encuestas consideró las características que pueden influir en la respuesta como la educación, la edad, género y religiosidad. En cuanto al tema del aborto, existen diferencias pero no son sustantivas, la gran mayoría está en contra. Sobre el matrimonio igualitario, hay una discrepancia evidente entre Evopoli y los demás partidos: un 13% de la UDI indicó la posibilidad de estar a favor, un 17% en RN y un 60% en Evopoli.

En los temas económicos no hay diferencia entre los partidos: aproximadamente un 45% de los dirigentes de todo los partidos están a favor de eliminar el lucro en la educación. En cambio, sobre el asunto del cambio de constitución si se percibe disentimiento: un 18% de la UDI señaló la posibilidad de estar a favor de cambiarla, un 33% en RN y un 57% en Evopoli.

“En conclusión vemos que hay diferencias entre los partidos sobre este tema emergente de la nueva constitución, por lo tanto pronosticamos que es un tema que va a seguir dándole ciertos dolores de cabeza a la coalición, vemos que Evopoli se perfila como un partido post ideológico (…) Hay divisiones y diferencias y por lo tanto un espacio de renovación en la derecha pero también el potencial de conflicto dentro de la misma coalición”, indicó la profesora Carmen Le Foulon.

La importancia de este estudio ha sido tal, que en septiembre las tres académicas asistieron a La Moneda para presentar los avances de la investigación. La invitación fue extendida por la División de Estudios de la Secretaria General de la Presidencia, donde conversaron tanto de un "efecto partido" como de "tradición de pensamiento" (sensibilidad política), así como de "coincidencias" y "divergencias" dentro de los dirigentes, sobre la eliminación del lucro en la educación, el establecimiento de una nueva constitución, entre otros temas. Esta actividad se realizó el Salón Matta del segundo piso del Palacio de La Moneda. 


Ver nota de la investigación Fondecyt aquí

 

IMG 0723

 

A 30 años del Plebiscito, la UC realizó un seminario e inauguró la nueva sala Patricio Aylwin

DowWs2RXsAAm8Lw

Han pasado 30 años de la histórica jornada del Plebiscito del 5 de octubre de 1988. En la UC se realizó un seminario para conmemorar la fecha, junto con reunir diversas posturas en la voz de políticos y académicos. Al respecto, el rector Ignacio Sánchez, reflexionó sobre la división que enfrentaba entonces la nación: “El país se debatía entre la transición pacífica y la lucha armada. Esto exacerbó las dificultades de diálogo. A veces olvidamos la relevancia histórica del plebiscito".

Este encuentro también fue organizado por la Fundación Patricio Aylwin y Konrad Adenauer Stiftung. Desde la fundación, su presidente Miguel Aylwin se refirió a la esperanza que sembró este proceso. Había un “espíritu de confianza, tolerancia y encuentro. La sensación de que era posible avanzar hacia una patria más justa para todos los chilenos”, recordó.  

En tanto, Andreas Klein, representante de Konrad (...) definió aquellos años como "excitantes y conmovedores. Ocurrió el fin de la dictadura en Chile, el quiebre de la URSS y la reunificación alemana. No fue el fin de la historia, como dijo Fukuyama. Hoy, la mayor amenaza de la democracia es la indiferencia”, recalcó. 

"Lecciones para la democracia", fue el título del primer panel que contó con la participación de los diputados de la República, Karol Cariola (PC), Fuad Chahín (DC) y Diego Schalper (RN); el académico de la Universidad de Georgetown, Arturo Valenzuela; la directora de la fundación Chile 21 y fue moderado por la periodista Constanza Santa María.

En esta primera parte del seminario se debatió sobre el proceso que desencadenó el plebiscito, las huellas y las lecciones que dejó para Chile. Mientras Chahín destacó el rol de mediador que tuvo el fallecido Presidente Patricio Aylwin, calificándolo como "rostro de la confianza"; Cariola se refirió a la valentía de quienes impulsaron la participación política de este proceso. Así, destacó “la unidad en la diferencia, pese al miedo tras los asesinatos en dictadura”.

Por su parte, Schalper hizo un llamado a rechazar todo tipo de dictaduras y aseguró que según la acepción de esta palabra es posible hablar de dictadura en Chile a nivel de diversas problemáticas sociales que se viven en el territorio. “En Chile subsisten muchas dictaduras: de la sobrevivencia cotidiana en sectores pobres. La dictadura del miedo al futuro en el caso de la clase media. Nuestra generación debe ser capaz de liderar una transición social”, manifestó.

Asimismo, la directora de la Fundación Chile 21, Gloria de la Fuente, analizó el escenario político que se vivía previo y posteriormente a este hito. “El plebiscito no sólo fue producto de las urnas. Todo explotó en 1983 con las protestas, incluso antes, en la clandestinidad (...) Luego, las comisiones Rettig y Valech fueron ejercicios de memoria para poder mirarnos las caras".

Al respecto también se refirió el académico de la Universidad de Georgetown, Arturo Valenzuela, quien analizó la importancia de la participación política pese a los temores asociados a la represión y violaciones a los DDHH en dictadura. "Un 92% de los chilenos registrados en el padrón votaron en el plebiscito. Augusto Pinochet quería avalar que el pueblo estaba con el régimen, que Chile era ‘un país ganador’. Por eso permitió el plebiscito. El triunfo del No fue una hazaña”, manifestó.

Testigos de la historia

El segundo panel del seminario buscó dar a conocer las posturas de algunos de los protagonistas políticos de esta fecha. Heraldo Muñoz, presidente del PPD, fue uno de los participantes. Entre las vivencias que recordó, mencionó las largas horas de dibujos animados que se emitieron en la televisión y la tensión que se vivió debido al temor existente. "El primer anuncio fue en favor del SÍ. Tuvimos que llamar a observadores internacionales al comando del No por miedo a un ataque”, rememoró.

En tanto, Gutemberg Martínez, ex diputado y ex presidente de la DC, recordó las condiciones que enfrentaba Chile a nivel social y económico. “La pobreza llegaba al 45% y se estaban violando sostenidamente los DDHH”, señalò y agregó que estas circunstancias impulsaron a la población a votar. 

El senador Andrés Allamand (RN) también fue parte de este panel. Llamó a valorar los acuerdos alcanzados en ese entonces: “Hay que pensar que el Sí obtuvo un 44%. No se podía ignorar ese porcentaje. Los acuerdos debían fructificar”.

Como invitada internacional, participó la académica de la Universidad de Roma Tre, Maria Rosaria Spabili, quien calificó el triunfo del No como "uno de los hitos más hermosos de la historia de Chile (...) La lucha contra el dictador Augusto Pinochet, fue protagonizada por diversos actores representados en el arcoíris. Europa vio en Chile un trozo de su historia”. 

Tras la realización de ambos paneles dictó una conferencia Norbert Blûm, ex ministro del Trabajo y Asuntos Sociales de Alemania y ex miembro del Bundestag (órgano legislativo). 

Nueva sala Patricio Aylwin Azócar

El fin de esta conmemoración contó con una simbólica inauguración de la nueva sala Patricio Aylwin Azócar. Fue nombrada en una placa de la Facultad de Derecho, la cual fue bendecida por el vicegrancanciller UC, Tomás Scherz, quien realizó una analogía entre la nueva sala y el acto de plantar un árbol con "buenos frutos". Por su parte, el rector Sánchez manifestó que este 5 de octubre “es el día más apropiado para inaugurar esta nueva sala”, debido al rol que tuvo Aylwin en la transición.   

En tanto, el hijo del ex Presidente, José Aylwin agradeció el nombramiento de la sala y el hecho de que se recordara la trayectoria académica de su padre, una veta "poco conocida". Este gesto, señaló, “reconoce y honra su trayectoria como hombre de Estado y como académico”.



INFORMACIÓN PERIODÍSTICA
Violeta Bustos, Dirección de Comunicaciones



DowBtdTXkAEraMB

Proyecto internacional CARE sobre el cambio climático, desarrolló su conferencia final en nuestra Facultad

NATT3331

Durante la última semana de septiembre nuestra Facultad fue sede de la Conferencia final de “CARE: Empoderando la resiliencia climática, proyecto coordinado por la Universidad Pablo de Olavide, España y financiado por la Unión Europea. 

El proyecto ERASMUS “Empowering Climate Resilience CARE está integrado por 8 países de Europa (Italia, España y Holanda) y de Latinoamérica (Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Uruguay), que durante dos años desarrollaron un trabajo multidisciplinario en 16 instituciones, incluyendo la Pontifica Universidad Católica de Chile.

Todos los países miembros son parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, han firmado el Acuerdo de Paris y han aprobado al menos un programa, una estrategia o un reglamento sobre la adaptación al cambio climático a nivel nacional.

El objetivo de este proyecto es desarrollar experiencias educativas innovadores entre universidades, asociaciones y ONGs para mejorar el potencial de resiliencia urbana con el fin de luchar contra los efectos del cambio climático. Esto se hizo a través de mapas conceptuales que enlazan ideas y analizan las problemáticas ambientales, así creando capacidades para enfrentarlas. 

Dibujar, mapear un problema que tienen muchísimas más conexiones y más interrelaciones que pueda parecer, ayuda a comprender y tener una visión mas completa. Los mapas conceptuales nos han permitido entender mejor el problema”, indicó Pilar Paneque, profesora de Geografía Urbana de la Universidad Pablo de Olavide, y una de las coordinadoras del proyecto.

Jonathan Barton, profesor de nuestra Universidad, señaló que el origen del proyecto es pedagógico por eso se usa este tipo de herramientas: “Enseña cómo transmitir conocimiento sobre la adaptación al cambio climático a estudiantes, con una metodología mas visual, se llama CMap. La idea es aplicar los misma metodología en todos los países a través del trabajo con estudiantes para probarlo, generar materiales, y después compartir el conocimiento para formas profesionales”.

En esta conferencia final, de dos intensas jornadas, se presentaron las experiencias y resultados que se obtuvieron del proyecto. La actividad contó con la asistencia del Vicerrector Académico UC, Juan Larraín Correa, quien además de dar las palabras de bienvenida, destacó la importancia de esta iniciativa: “Sabemos que el cambo climático no es solo un desafío local ni nacional, es global y por eso las alianzas son importantes entre gobiernos y universidades, y estas con los gobiernos locales, municipio y comunidad, donde los problemas de resiliencia se manifiestan de manera más concreta. Este proyecto CARE es un ejemplo de este tipo de alianzas, para compartir experiencias, transmitir conocimientos interdisciplinarios a estudiantes de disciplinas distintas y para promover su participación activa”.

Luego de las palabras de bienvenida del Vicerrector Larraín, el profesor Cristian Henríquez, uno de los organizadores de la conferencia, señaló que en este encuentro concluye el trabajo de dos años, que permitieron importantes encuentros en Sevilla, Quevedo y Medellín, donde se presentaron los avances, metodologías, experiencias y productos que fueron enriqueciendo al proyecto. 

En las presentaciones se expusieron los reportes de investigación sobre resiliencia, y se mostraron los instrumentos utilizados para instruir a alumnos y profesores, como tablas e información sobre las características geográficas de cada nación, sus deficiencias y retos en temas de adaptación al cambio climático, las autoridades a cargo de reducción de riesgo, respuesta y recuperación de los territorios afectados por eventos naturales. 

Con cada presentación de los delegados de los países miembros, se obtuvo experiencias enriquecedoras, resultado de talleres, cursos y workshops, con el objetivo final de instruir al profesor y sus estudiantes en estrategias de adaptación, capacidad de soportar incrementos climáticos, los cambios necesarios que se deben hacer en los parámetros de seguridad y cómo involucrar a la comunidad en esta materia. 

Otros asuntos que se discutieron fueron los desafíos que se presentaron, uno de ellos fue que las personas no están lo suficientemente sensibilizadas al respecto de los efectos del cambio climático. Otro reto al que se vieron enfrentados fue la necesidad de aumentar la capacidad de técnicos y de cursos académicos sobre resiliencia urbana, situación que va de la mano con las bajas competencias institucionales.

Santiago Arango, ingeniero civil de la Universidad Nacional de Colombia, subrayó que este proyecto es de educación, no de investigación: “Este proyecto es una combinación muy interesante entre conferencias y cursos (…) Los principales problemas que empezamos a tener asociados al cambio climático es el no saber, la incertidumbre, no sabemos cuáles son los cambios climáticos. La gente debe ser cociente del problema y generar una visión integral”.

Al finalizar la conferencia, se realizó una mesa redonda, donde los representantes de cada institución dialogaron sobre las conclusiones de las dos jornadas de charlas y experiencias. Aquí, se discutió sobre los pasos a futuro en la educación en resiliencia urbana y la importancia de estabilizar y fortalecer esta red de instituciones y países.

Las palabras de cierre fueron dadas por Pilar Paneque, quien recalcó la importancia del proyecto en la actualidad: “Gran parte del éxito del proyecto ha sido por lo acertado del tema. Estamos viviendo en un mundo de riesgos sistémicos definidos por la incertidumbre, eso hace que quienes estén trabajando desde las comunidades y universidades en temas similares, tengan un campo de acción para seguir progresando, entrar de lleno en el tema, desarrollar trabajo en territorios, aulas o investigaciones que profundicen en los nuevos problemas que necesitan nuevas soluciones y por lo tanto, nuevas herramientas”.

Hicimos el proyecto para que permeé en la forma en que desarrollamos los procesos de aprendizaje, que tienen que cambiar y abrirse, guiados por algo que es permanente en la universidad: afianzar el amor al aprendizaje. Hay que explorar nuevos caminos para hacer un mundo mejor”, finalizó la académica. 

Como actividad complementaria a la conferencia, los integrantes de CARE, realizaron un trabajo en terreno donde visitaron Valparaíso, aquí se reunieron con Lucía Hidalgo Vergara, presidenta de la Junta de Vecinos nº63 de Las Cañas. En el lugar, la dirigente vecinal contó su experiencia en el incendió del 12 de abril del 2014,  y complementó la  conversación el académico Uriel Padilla, ingeniero civil de la Universidad de Valparaíso, que expuso sobre las medidas que se han adoptado para prevenir que una catástrofe de estas magnitudes se repita. 

Finalmente, la comitiva se trasladó al borde costero de Viña del Mar, sitio en que se han desarrollado marejadas anormales que han afectado a los residentes y locatarios de la zona. Aquí se discutieron y analizaron los efectos y características de este fenómeno, como también las medidas de mitigación que se podrían realizar. 

OKLX8259







Se presenta el libro "América Latina y lo clásico: lo clásico y América Latina"

DonN4nYW4AE7ai5.jpg large

Revisar la historia de América Latina y los puntos de encuentro en la influencia del mundo clásico condujo un trabajo colaborativo entre investigadores e historiadores de países como España, México, Brasil, Colombia, Argentina y Chile. Así nació “América Latina y lo clásico”, texto que fue editado por los académicos Nicolás Cruz de la Pontificia Universidad Católica de Chile y María Gabriela Huidobro, decana de la Universidad Andrés Bello.

El libro fue presentado en la sede República de UNAB por Sarissa Carneiro, académica de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quien rescató algunos capítulos del libro para ejemplificar su valor de exploración sobre personajes y hechos ocurridos en gran parte de América Latina.

En la instancia destacó los usos de lo antiguo en el siglo XIX, como el registrado en el texto por el escritor Paulo Donoso quien aborda la importancia de los clásicos en la defensa del catolicismo que hace José Ignacio Víctor Eyzaguirre en el texto “El catolicismo en presencia de sus disidentes” de 1856. En tanto María Gabriela Huidobro analiza la figura del político Catilina, como una especie de emblema del traidor en el contexto independentista de Chile. Mientras Ricardo del Molino hace una muestra de las apropiaciones políticas de la antigüedad en la primera república colombiana, María Carolina Domínguez hace algo similar para Argentina, mostrando la búsqueda de legitimación del imaginario republicano desde la lengua y la cultura latina.

TRABAJO COLABORATIVO

Si bien “América Latina y lo clásico, lo clásico y América Latina”, fue editado por los académicos Nicolás Cruz y María Gabriela Huidobro, el texto tiene sus raíces en la “Cuarta jornada de estudios clásicos”, organizada por la Pontificia Universidad Católica y la Universidad Andrés Bello el año 2015.

“Partió en 2014 con una idea de hacer un encuentro que nos llevara a preguntarnos sobre lo clásico, por qué nuestro gusto por lo clásico y cómo generar redes que nos permitan cultivar el análisis del mundo antiguo”, contó Huidobro en la instancia. Una vez concretada la jornada de estudios clásicos el conocimiento compartido dio pie al libro.

“Pese a lo largo del trayecto ha sido un proceso sumamente enriquecedor, no solamente por lo que se refleja en el libro sino por lo que hay tras él. Hay vínculos de compañerismo, incluso en algunos casos de amistad y de mucho trabajo colaborativo en múltiples sentidos. Hay historiadores de América, de Chile, del mundo clásico, de lo griego y lo romano, académicos de Latinoamérica y Europa, que han trabajado tanto como autores como evaluadores del texto, además del esfuerzo aunado de estas dos casas de estudio”, explicó la decana de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales de UNAB.

Patricio Bermedo, decano de la Facultad de Historia, Geografía y Ciencia Política de la Pontificia Universidad Católica de Chile, fue otro de los presentadores del libro, quien en la oportunidad resaltó “la notable capacidad de colaboración de los organizadores de la Cuarta Jornada de Estudios Clásicos, que desembocó en la publicación de este ejemplar”.

El libro también destaca por ser un estudio individual del vínculo de la cultura clásica y los distintos países de América Latina, advirtiendo los aspectos comunes entre ellos, al tiempo que se estudia la fisonomía propia de cada lugar.

Para Huidobro, la elaboración del libro generó un vínculo entre sus autores gracias a la fusión de conocimiento. “Ese es un modo de trabajar la historia, el trabajo colaborativo que se ve poco a veces, pero que es muy coherente con nuestro modo de pensar la historia, en el sentido de concebirla no como un relato parcelado de distintos pasados o realidades aisladas y excluyentes, sino como relatos de una realidad que está interconectada y que es multidimensional”.

Conversamos brevemente con el profesor Nicolás Cruz, sobre su nueva publicación.

¿Cómo se gestó la publicación de este libro y cómo se recopilaron los artículos?

Esta publicación tiene su origen en la IV Jornada de Estudios Clásicos, organizada por la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad Andrés Bello. La idea central que animó ese trabajo fue la pregunta por las formas en que el conocimiento y experiencia antigua llegaron a América Latina, intentando comprender y aquilatar el recurso a dichos conocimientos por parte de quienes describieron estas tierras americanas y las experiencias vividas en ellas a partir los últimos años del siglo XV. 

¿Qué aporte hace el libro a la comprensión del impacto que tuvo la cultura clásica en América Latina?

El grupo de artículos reunidos en la publicación representa un intento por aportar una respuesta reflexiva a este tema que ha despertado, desde hace ya mucho tiempo, el interés de historiadores, ensayistas y escritores, entre tantos otros. La calidad de los artículos avala lo señalado, pero cabe agregar que esta obra contiene la relación de ‘lo clásico’ con España, México, Brasil, Colombia, Argentina y Chile. En estos casos se ha podido contar, en calidad de autores, con investigadores que han trabajado el tema en sus respectivos países desde hace varios años. Nuestra impresión es que esta dimensión otorga un plus a este libro.         

¿Qué temáticas aborda la publicación? ¿Es accesible para la población no familiarizada con la disciplina?

El argumento del libro forma parte de uno de los temas de docencia e investigación presentes en ambas universidades. En el caso de la Universidad Católica, este es abordado desde el estudio de la historia antigua, la historia moderna con sus aportes fundamentales, y, por cierto, de aquella americana. A la perspectiva de la historia, se suma la participación en el debate y en los diversos escritos, aquella comprensión generada a partir de las letras cultivadas en los institutos correspondientes. Esto permite que un público amplio y variado tenga la posibilidad de acceder a la consulta y lectura de esta obra.

¿Qué se puede celebrar o reconocer de América Latina y lo clásico: lo clásico y América Latina

La realización de la Jornada que fue muy bien evaluada, así como también la edición del libro que constituye un aporte concreto. La ya mencionada aproximación desde varios espacios americanos, así como también la intención buscada de manera expresa por no circunscribir el tema sólo a los siglos coloniales, buscándolo también en los siglos XIX y XX, lo cual agrega una nueva dimensión a las ya señaladas.


América Latina y lo clásico: lo clásico y América Latina
Nicolás Cruz y María Gabriela Huidobro (Editores)
RIL Editores
340 páginas
ISBN 978-956-01-0550-9



FUENTE: Comunicaciones UNAB / Facultad de Historia, Geografía y Ciencia Politica UC


PL1

 

libro ncruz

Seminario internacional reúne diferentes miradas sobre la “Libertas” y “Res Publica”, en la República Romana

IMG 3853

Recientemente se desarrolló en nuestro Instituto el Coloquio Internacional: “Libertas and Res Publica in the Roman Republic”, organizado por la profesora Catalina Balmaceda y que analizó, desde diferentes ángulos, los conceptos de “Libertas” (libertad) y “Res Publica” (gobierno republicano) en el mundo romano.

La actividad contó con la presencia de once destacados invitados internacionales y dos académicos nacionales, que examinaron en dos intensos días, los diferentes aspectos de “Libertas” y “Res Publica”, sus definiciones y bajo qué contextos se empleaban. La profesora Catalina Balmaceda, ordenó las presentaciones de los académicos por temática y cronología.

“El coloquio surgió de una idea conversando con un profesor en Oxford, en agosto del 2017, debido a que tenemos que mostrar que en América Latina también se hace historia antigua, quizás al mismo nivel que puede tener en EE.UU. o en Europa. Hice una lista de personas que trabajan el tema de la libertad y la república en el mundo romano y comencé a invitarlos”, señaló Catalina.

Los académicos invitados fueron: Claudia Moatti (Paris 8 / University of Southern California), Harriet Flower (Princeton University), Amy Russell (University of Durham), Carlos Amunátegui (P. Universidad Católica de Chile), Cristina Rosillo-López (Universidad Pablo de Olavide), Valentina Arena (University College London), Hans Beck (McGill University), Clifford Ando (University of Chicago), Francisco Pina Polo (Universidad de Zaragoza), Jeff Tatum (University of Wellington), Frédéric Hurlet (Paris Nanterre) y Henriette van de Blom (University of Birmingham).

Catalina Balmaceda indicó que hubo dos factores claves para que todos los invitados aceptaran venir: “La curiosidad de venir a un país al que nunca habían viajado; y en segundo lugar, en la invitación yo les ponía quiénes más iban a venir, entonces todos querían asistir porque les interesaba dialogar con los otros exponentes”.

Durante las dos jornadas del Coloquio, se abordó, entre otros temas, el origen de la noción de “Res Publica”, en qué contextos históricos aparecía y con qué otros conceptos estaba relacionada. En tanto, bajo el concepto de “Libertas”, se discutió su origen en diversos ámbitos (legal, político, económico), su uso en los discursos de grandes políticos y autores de la época, en qué tipo de literatura escrita aparecía por primera vez y cómo se podía conectar con la “libertad política”.

Otros aspectos que se desarrollaron fueron a quiénes se refería cuando se usaba la palabra “Libertad” y qué implicaba aquello; y qué limites tenía la “Libertad de expresión” en el Imperio Romano.

La profesora Catalina Balmaceda explicó porqué eligió estos dos conceptos que se abordaron durante el coloquio: “Yo pienso en estos dos conceptos: libertas y res publica, porque son claves para todo el desarrollo político en occidente hasta el siglo XXI. ¿Por qué nos atacamos cuando no ha habido libertad? Porque la libertad política no es solamente un agrado tenerla, es un derecho y es necesario reflexionar sobre eso”.

“El concepto de ‘Libertas’ es amplísimo, pero yo quería ver en la antigüedad cómo llegamos al concepto de ‘libertad política’, porque las primeras nociones del término de libertad no son netamente políticas, sí hay un entendimiento de que se puede referir a la política, aunque estén hablando de realidades netamente sociales como los esclavos es aplicable a la política”, añadió.

Otro concepto que apareció durante las presentaciones fue el de “virtud”, ligado al de “libertas”. “Libertad y Virtud está relacionada de dos maneras: sin libertad no hay verdadera virtud, porque si a mí me obligan a ser bueno, yo no soy bueno por mérito propio y, por otro lado, sin virtud la libertad se puede degenerar en libertinaje o licencia, que son los excesos de la libertad”, aclaró.

En cuanto a la “libertad de expresión”, la profesora señaló que se compone de dos puntos: la libertad de poder expresarse y la de decir lo que pienso. “Por ejemplo, en el gobierno de Tiberio, los senadores podían hablar en el senado, pero no podían decir lo que verdaderamente pensaban, porque eran castigados por el emperador”, describió.

En tanto, con respecto a “Res Publica”, indicó que “está muy ligado al concepto de democracia y de participación política de los ciudadanos, que es hoy en día lo que nosotros hacemos. Tiene mucha relación con el presente, aunque parezca un tema de hace dos mil años”.

Después de cada presentación hubo espacio para preguntas y debates que enriquecieron la actividad. La participación constó tanto de los mismos exponentes, como de los alumnos que asistieron al coloquio. “Lo que yo quería era que los mismos exponentes dialogaran entre ellos y no solamente fuera una exposición al público, eso diría que fue un punto muy importante en este coloquio: que había un intercambio de opiniones después de las presentaciones. Todos fuimos clarificando ideas, descubriendo nuevas cosas y añadiendo puntos importantes en nuestro debate del tema”, apuntó la profesora Balmaceda.

Los académicos invitados quedaron muy satisfechos con la actividad, en especial por el alto nivel de las presentaciones y la sinergia que se desarrollo en las dos jornadas. “Quedaron muy bien impresionados de la Universidad, les pareció muy buena, extraordinaria. Yo creo que fue para la Universidad, para el Instituto de Historia e incluso para la academia de Historia antigua en Chile, algo muy bueno, porque no se imaginaron el nivel de recepción. Nunca se imaginaron que todos los alumnos iban a poder seguir tan bien lo que se hablaba en inglés e incluso atreverse a hacer preguntas en otro idioma”, destacó Catalina.

Producto de este coloquio internacional, Catalina Balmaceda señaló que un profesor de Alemania le propuso realizar un proyecto para seguir investigando el concepto de “Libertas”, él desde la parte griega y nuestra profesora desde la esfera romana. “Otro profesor me invito a un coloquio en España y una profesora de EE.UU. me dijo que fuera a un centro de estudios avanzados que hay en Princeton a seguir dialogando sobre el tema”, señaló, y agregó que “el que ellos vengan y vean el trabajo que se hace aquí, les abre a la posibilidad de contar con gente de Sudamérica”.

Una cosa que se puede destacar es que los lazos académicos son muy importantes, pero estos se fundamentan en lazos humanos. Estos fueron días de mucho provecho intelectual y también de amistad y compañerismo, por lo que después se hace más fácil pensar en colaboraciones académicas conjuntas”, finalizó Balmaceda.

El encuentro fue auspiciado por el proyecto Fondecyt No 1160272,  la Vicerrectoría Investigación UC y el Instituto de Historia.

 

IMG 3825

IMG 3843

IMG 3907