Estándares universitarios internacionales

PUC CC

Recientemente se ha informado que nuestro país tiene un número significativo de universidades dentro de las mejores de Latinoamérica.  A la luz de estos resultados, el rector Ignacio Sánchez  analiza el tema en una columna que publica el diario La Tercera este 13 de agosto.  Señala que,  también, hemos conocido que la mayoría de ellas no han subido en sus indicadores, siendo una de las áreas a medir, su actividad en un mundo globalizado.  “Dentro de los principales ejes de desarrollo de una universidad de calidad está la internacionalización, que permite tener intercambio, trabajo conjunto y una mirada amplia y global de la educación superior, con evaluación comparada de estándares internacionales”, apunta la autoridad.

Según dice Sánchez, las líneas por desarrollar incluyen el intercambio estudiantil y académico, la contratación de profesores e investigadores extranjeros, los proyectos de investigación realizados en conjunto con universidades de los diferentes continentes, los foros científicos y las redes internacionales de universidades, que potencian y fortalecen el trabajo en las ciencias, humanidades y artes, áreas de desarrollo de una universidad que proyecta su quehacer académico. Además, la oportunidad de relacionarse con fundaciones e institutos de investigación internacionales considera un rico intercambio y experiencia. Por supuesto, agrega, el compromiso con Latinoamérica siempre debe estar presente, en especial poder formar redes de trabajo con universidades que requieren de nuestro aporte y colaboración.

Junto a los aspectos descritos,  añade que hace unos años en la UC iniciamos la metodología de instaurar una visita de pares que consiste en la formación de paneles internacionales de profesores, para realizar una evaluación externa y objetiva de los planes de desarrollo de cada una de las facultades de la universidad. “La experiencia ha significado un gran avance, ya que permite realizar una evaluación y poder contrastar nuestra situación actual, desafíos y planes futuros con la realidad de las prácticas internacionales en las mejores facultades del mundo”, sostiene.

Asimismo, comenta que la semana pasada pudimos avanzar un paso más, organizamos una comisión de expertos que viniera a evaluar a la Dirección Superior de la universidad, y es así como recibimos a un grupo panel de exrectores y directivos de universidades de gran calidad internacional, quienes pudieron conocer y adentrarse de nuestros procesos académicos en docencia e investigación. Este trabajo generó un detallado informe con logros y desafíos que  cumplir, “que ciertamente va a significar un gran avance en la calidad de nuestro proyecto universitario”, dice.

Según manifiesta Sánchez, las universidades que están en permanente contacto con las mejores instituciones a nivel regional y global van a tener un avance en la calidad de sus procesos y estructuras que impactarán de manera real al desarrollo del país. Los desafíos que se plantean  -afirma- deben estar en línea con el compromiso público de nuestras instituciones.  Y termina reflexionando: “Los mayores estándares y exigencias internacionales nos hacen crecer”.

Enlaces relacionados


Panel internacional de expertos visita la UC 

Ver fotos Panel Internacional de expertos 

 


INFORMACIÓN PERIODÍSTICA
Dirección de Comumicaciones 

Se lanzó libro de investigación UC “Field Science in Chile”

20180808 Portada territorios

Chile ofrece una variedad de climas y una diversidad de paisajes que lo convierten en un laboratorio natural para realizar investigaciones del más alto interés científico. Para dar a conocer y relevar la Red de Centros y Estaciones Regionales – RCER UC, ubicados de norte a sur, se ha lanzado el libro “Field Science in Chile”, una iniciativa conjunta de las vicerrectorías de Investigación y Comunicaciones.

La publicación muestra seis centros y estaciones vinculados a la UC a lo largo de Chile, desde Alto Patache, en la región de Tarapacá, hasta Punta Arenas, en la región de Magallanes. Hasta ellos llegan académicos y estudiantes nacionales e internacionales a investigar temáticas tan variadas como el agua de niebla y energía solar, la biodiversidad marina, el desarrollo sustentable, la relación del ser humano y su medio, y las propiedades de algas y líquenes para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas. 

En la ceremonia de presentación del libro, el rector Ignacio Sánchez expresó: "Se trata de un texto que da testimonio del compromiso de nuestra universidad con el territorio. Cada universidad se desarrolla en un territorio que le es propio, brindando un aporte real y significativo a la sociedad. La UC desde hace muchas décadas que tiene un rol fundamental en la transformación social y física de las zonas en las cuales está presente”.

La autoridad académica destacó la relevancia del apoyo del ministerio de Bienes Nacionales que ha facilitado áreas del territorio nacional para llevar a cabo investigación, y agregó destacando el trabajo realizado: “Hago un reconocimiento especial a los profesores y profesoras que durante años han realizado su investigación en los centros de norte a sur. Sin su pasión, nada de esto hubiera sido posible”. 

Por su parte, el vicerrector de Investigación, Pedro Bouchon, explicó: “Estamos aquí reunidos para relevar la importancia del trabajo que hacemos en el territorio. Es una labor de investigación que se realiza desde hace décadas gracias al trabajo de muchos académicos”. 

El vicerrector recalcó que el libro se ha hecho en inglés para poder entregarlo a otras instituciones y establecer relaciones estratégicas: “Queremos posicionar esta red de centros UC como nuestro equipamiento que ponemos a disposición de universidades extranjeras para que puedan realizar investigación de punta. Es un tesoro que tenemos que cuidar y fortalecer. Los académicos extranjeros despliegan interés inmediato en nuestra red de centros, porque por medio de ella pueden interactuar y conocer in situ las maravillas a las que podemos acceder con esta infraestructura que poseemos”. 

Pablo Osses, académico del Instituto de Geografía y director de la Estación Atacama, declaró: “Una estación o centro regional es una embajada de la universidad por la cual transita desde un niño de colegio hasta profesores o dirigentes regionales. Es un territorio totalmente transversal para la sociedad completa”. Y agregó: “Si bien cada sitio donde están nuestros centros tiene diferentes características, todos tienen algo común: están todos en regiones, donde los códigos son distintos y hay que respetarlos. Nosotros no somos visitantes, somos vecinos de sus habitantes y, a veces, socios”.  

A su vez, Juan Carlos Castilla, doctor en Biología Marina, académico de la Facultad de Ciencias Biológicas y Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas de Chile 2010, hizo un repaso por las seis rectorías que, desde su perspectiva, han jugado un rol fundamental para que la UC cuente en la actualidad con la red de centros de investigación a lo largo del país. Se refirió a los inicios de las investigaciones en la Estación Costera de Las Cruces (ECIM) y destacó: “Contamos con un novedoso y único conjunto de centros que concentran interés nacional e internacional para trabajo de campo en un territorio y ‘maritorio’ único en el mundo. Estas redes no son comunes en el mundo. Visualizo un trabajo que puede influir en las localidades donde se ubica y visualizo la necesidad de consolidar la interdisciplina, ya que la red de centros tiene nodos que deben interconectarse entre ellos. Esto lo aprendí de la ecología”

“Es una clara y llamativa plataforma nacional e internacional que se debe convertir en un nicho filantrópico, que produzca ciencia interdisciplinar a lo largo del tiempo”, recalcó.

Para conocer un poco más de esta red, puede ver el siguiente video, producido por la Dirección de Comunicaciones.

Vea más imágenes de las estaciones y de la ceremonia de lanzamiento

Descargue la portada versión PDF
Descargue el libro "Field science in Chile" versión PDF


INFORMACIÓN PERIODÍSTICA
Virginia Soto-Aguilar C., Dirección de Comunicaciones

Profesor Fernando Purcell asume como nuevo director de College UC

Foto cambio mando college

En una ceremonia que contó con la presencia del rector Ignacio Sánchez, se oficializó la salida del académico Tomás Chuaqui en la dirección del programa, tras más de ocho años en el cargo. Su sucesor, proveniente del Instituto de Historia UC, quiere potenciar el trabajo hecho anteriormente.

El inicio de clases del segundo semestre no sólo fue un momento de reencuentro entre los estudiantes y la universidad, sino también de cambios. Al medio día del lunes se confirmó como nuevo director de College al académico del Instituto de Historia, Fernando Purcell, quien reemplazará al profesor Tomás Chuaqui, tras encabezar el programa desde el año 2010.


El reconocimiento

La ceremonia se realizó en el auditorio principal de College, la que fue presedida por el rector Ignacio Sánchez, la secretaria General, Marisol Peña y el vicerrector Académico, Juan Larraín. Acompañados por el Vice Gran Canciller, Presbítero Tomás Schertz, el Prorrector Sr. Guillermo Marshall, la Vicerrectora Económica, Loreto Massanés, la Vicerrectora de Comunicaciones, María Paulina Gómez;  miembros del Honorable Consejo Superior, vicedecanos, Directores, profesores, estudiantes y funcionarios. 

El primero en tomar palabra fue el director saliente, Tomás Chuaqui, que agradeció el apoyo otorgado por la Universidad Católica durante su período en la dirección. “Me llevo el cariño, el aprecio, un montón de aprendizaje y la sensación de haber hecho todo lo que pude. Dejo una parte de mí aquí, pero creo que esa parte la recordaré por siempre”, dijo. 

Luego de ser formalizado en su nuevo cargo, el profesor Fernado Purcell habló por primera vez como director de College. En sus palabras, expresó sus deseos de potenciar el programa y lograr gestionar proyectos permitan ese avance, como puede ser, por ejemplo, contar con profesores de planta. Finalmente, el rector Ignacio Sánchez concluyó la ceremonia con un discurso de agradecimiento por la labor hecha por Tomás Chuaqui y de proyecciones para el trabajo de Fernando Purcell. 


Nuevos desafíos
 

Para el rector Sánchez los principales retos para College tienen relación con aumentar su presencia en la universidad a través de su aporte creativo e interdisciplinario. “Creo que el director Purcell va a tomar todo lo avanzado anteriormente. Y junto al Consejo Asesor asumir los nuevos desafíos que tengan que ver con la organización y presencia del programa dentro de la universidad. Además de analizar los cambios que se planteen de acuerdo con la Vicerretoría Académica para continuar posicionando a College”, afirmó. 

Sobre el profesor Tomás Chuaqui, el rector reiteró su reconocimiento por el aporte a la institución. “Su entrega ha sido muy señera y significativa, y todo esto lo ha hecho con calidad académica, humana y personal, con sentido de formación de equipo, de dialogo y gran mirada de futuro para el desarrollo de la universidad”, añadió.  


Cambio en el equipo

Como una grata sorpresa calificó el director Purcell su nombramiento en College. Antes de asumir en el puesto, había sido nombrado subdirector del Instituto de Historia UC entre los años 2006 y 2012, para luego asumir su dirección hasta el año 2015. Actualmente se dedicaba a la investigación hasta que fue llamado para asumir el cargo. Uno de los anhelos de esta gestión es lograr “chilenizar” el programa College UC. Es decir, no validarlo únicamente por su experiencia internacional, sino fortalecerlo al interior de la universidad y del país, con la finalidad de que sea un modelo a seguir.

Sobre su antecesor, nuevamente la gratitud se hizo presente. “Le agradezco por todo el trabajo que se hizo acá, en términos de constituir una serie de Majors y Minors y el dialogo con las facultades. Por haber conformado un equipo profesional de excelencia y que es la base sobre la que se puede construir los nuevos desafíos para College”, añadió. 

Para el ahora ya exdirector, el cientista político Tomás Chuaqui, la vida da un giro a una de sus pasiones: la academia. “Llevo muchos años en la actividad de la gestión universitaria y quiero reencontrarme con los libros, y vamos a ver si los libros quieren reencontrarse conmigo”, contó.


Información Periodística
College UC

Profesora visitante Emily Wakild, destaca su paso por nuestro Instituto de Historia

ewakild

La profesora Emily Wakild se despide de la UC luego de pasar un semestre académico en el Instituto de Historia impartiendo un curso de postgrado de Historia Ambiental. La académica fue una de las seleccionadas del Concurso Internacional de Profesores Visitantes, que realizó el Instituto con el objetivo de generar un impacto significativo en la docencia de postgrado.

Emily Wakild, con residencia en la capital del Estado de Idaho, EE.UU., es Doctora en Historia por la Universidad de Arizona y profesora de Historia Medioambiental en Boise State University (Estado Unidos), dictó el curso “Historia ambiental de América Latina” en el primer semestre de este año. 

Es la primera vez que visita la Universidad, pero la cuarta vez en Chile. Si bien, comenzó a aprender español en un intercambio a Ecuador en 1997, aún sigue perfeccionándose poco a poco: “Tuve una beca en México por 10 meses. Pero no se habla español en Chile, se habla chileno. Los chilenos tienen muchos modismos, pero también tienen dichos que me encantan y son muy divertidos y auténticos”, destacó.

Su primera vez en nuestro país fue en el 2006, cuando realizó un curso de postgrado. “Vine por tres semanas y luego escribimos artículos sobre Chile, lo mío fue sobre ecoturismo y los bosques en el sur. Fui a Puerto Montt, al parque Pumalín y el Futaleufú. Esa fue mi primera experiencia en Chile”, recordó Wakild. Luego, vino en el 2011 para trabajar en un proyecto de investigación, cuyo objetivo era comparar parques nacionales de la Patagonia con la Amazonía. Visitó las Torres del Paine, Puerto Natales e Isla Navarino, entre otros lugares. Después, en 2014 vino a Santiago a investigar en el Archivo y la Biblioteca Nacional.

Finalmente, en diciembre del 2017 se rencontró nuevamente con Chile, pero esta vez lo hizo para comenzar su docencia en el Instituto de Historia de la UC. “Yo vine por el semestre completo y la decisión de venir en diciembre fue por la familia. La estadía en el Instituto fue de marzo a julio, pero vinimos con tiempo para involucrarnos y aprovechar”, indicó Emily.

La profesora impartió un curso de postgrado de historia ambiental, un área de la disciplina relativamente nueva, puesto que tiene aproximadamente 40 años. “Tenemos mucho escrito y yo creo que va aumentando el interés en esta generación por el tema. Se puede ver que tenemos crisis en muchos lugares, y eso viene con preguntas éticas, morales e históricas de cómo se ha originado ese problema”, señaló.

Con respecto a los estudiantes, Emily destacó que está muy satisfecha con el trabajo final del curso: “fueron muy distintos, uno sobre Valparaíso, otro de un pueblito en el norte; en Aysén y Santiago. Tuvimos de todo”.

Sobre el ambiente académico del Instituto, destacó que es un “lugar muy especial. Tiene profesores muy buenos y son muy simpáticos y amables. Tienen mucha sabiduría y una perspectiva abierta, eso ha sido lo más profundo para mí, para abrir mis investigaciones, y ha cambiado lo que pensaba antes y lo que estoy escribiendo ahora por la influencia y las conversaciones con ellos”.

“Es una cultura muy abierta a discusión e involucrada en las cosas que está pasando en la disciplina de la historia en el mundo. Ha sido un privilegio ser parte de esa comunidad. Espero que sigamos conversando a la distancia”, añadió.

La profesora Wakild, se incorporó al “Grupo de Estudios de la Sociedad y el Medioambiente”, coordinado por el profesor Fernando Purcell. En su coloquio inaugural, tuvo la oportunidad de presentar el tema “Hacer parque como acto de resistencia. Debatiendo sobre los orígenes de la conservación en América del Sur”.

“Expuse un estudio de los parques. Una cronología, y un par de ejemplos, de los cambios del paisaje en esos parques. Este grupo es muy nuevo, pero sigue siendo una demostración del valor de la historia ambiental, que se puede discutir detrás de algunas disciplinas en muchos temas de interés. Y también pensar en el medioambiente adentro de la historia”, sostuvo.

Durante sus últimos días en la UC, presentó ante profesores y estudiantes su libro “Cómo se enseña Historia Ambiental”, publicación, que precisó, es “un manual, convirtiéndose enuna expresión íntima sobre los procesos que son mis hábitos.  Cómo académicos, realizamos investigaciones y las traducimos a un curso, ese es el trabajo de diseño. Hay que pensar en los intereses de los estudiantes”.

En su exposición, Wakild definió la Historia Ambiental como “la historia de interacciones humanas con el resto del mundo natural”, e indicó que su enfoque “propone que no se puede contar la historia humana sin situarla dentro de un espacio físico. La cultura y la naturaleza han cambiado a cada uno”.

“La historia ambiental es emocionante porque comparte métodos con otros tipos de historia, por ejemplo, la Historia Ambiental viene de la historia social y tiene preguntas sobre la raza, clase, género, edad, ocupaciones”, subrayó.


IMG 3216

Académicos de nuestra Facultad reciben categoría de Profesor Asociado

Vero Andres

Recientemente los profesores Verónica Undurraga, del Instituto de Historia, y Andrés Núñez, del Instituto de Geografía, fueron promovidos a la categoría de Profesor Asociado. La Vicerrectoría Académica, luego de analizar los antecedentes de ambos académicos, y tras conocer la opinión de la Comisión de Profesores Asociados, decidió aprobar la proposición presentada por la Facultad y otorgarles esta importante categoría, al demostrar su compromiso y profesionalismo en el trabajo académico, y con la misión de la Universidad y los principios y valores que la sustentan;

La profesora Verónica Undurraga, es licenciada en Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Doctora en Historia en la misma casa de estudios. Es jefa de Investigación y Postgrado (Magíster y Doctorado) del Instituto de Historia.  Sus líneas de investigación se inscriben en la historia sociocultural de Hispanoamérica colonial y de Chile durante el siglo XIX, abordando temáticas tales como la historia de las emociones, la historia de género (mujeres y masculinidades), así como las formas de violencia y de resolución de conflictos. Asimismo, sus publicaciones abordan los mecanismos de prestigio, las formas de administrar el escándalo y de representar y defender el honor. 

Actualmente es integrante del Grupo de Estudio de Historia de FONDECYT e Investigadora Responsable del proyecto FONDECYT Regular N° 1160501 “Administrando el escándalo: honor y reputación en Chile, 1840-1920” (2016-2020).

En tanto, el profesor Andrés Núñez, es Doctor en Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile y posdoctorado en Geografía en la misma casa de estudios. Su área de investigación se enmarca en la línea de la Geografía Social, Geografía Cultural y Geografía Histórica.  Sus trabajos de investigación se han centrado en la Formación y Representación Moderna del Territorio en Chile, es decir, en mostrar cómo se fue construyendo un imaginario geográfico de tipo nacional. A su vez, en los estudios de Fronteras y Representaciones Territoriales, desde donde ha colaborado a la comprensión de los espacios fronterizos como territorios móviles y cambiantes, marcados por una interculturalidad que los va definiendo. 

En la actualidad, realiza un estudio de fronteras en el territorio de Patagonia-Aysén donde plantea que aquella región no es una diferencia, un espacio marginal o de excepción, sino que es el resultado de una producción territorial solo visible en relación a discursos e imaginarios geográficos de escala nacional. En términos de docencia, imparte cursos entre los que destacan, Taller de Análisis Territorial, Geografía Regional y Seminario de Geografía Social. 

 

Nuevo libro propone un acercamiento cultural y democrático a la geografía

7303

El nuevo libro “Viaje por la geografía. Una geografía para el mundo. Una geografía para todo el mundo”, propone un acercamiento a la disciplina desde la noción exploratoria desde los primeros seres humanos que buscaron representar el territorio y sus interacciones con el espacio, al tiempo que plantea preguntas sobre problemáticas actuales vinculadas al contexto cultural donde los seres humanos se desenvuelven.

El libro apunta a una noción humanista de la geografía y se adapta a una publicación del suizo Antoine Bailly, “Nobel” de esta disciplina (Premio International Vautrin Lud 2011), a cargo de los académicos del Instituto de Geografía UC, Alejandro Salazar y Andrés Núñez. Los profesores buscaron acercar el contenido de la publicación a un contexto latinoamericano y democratizar el conocimiento a lectores comunes que no necesariamente poseen nociones sobre lo que implica el estudio de esta disciplina.

Esto conlleva la idea de una nueva perspectiva que busca alinearse con un pensamiento crítico orientado a la observación y organización del conocimiento sobre la materia. La publicación está dividida en nueve capítulos que desarrollan reflexiones, representaciones gráficas y narraciones o extractos acordes a la temática que aborda cada sección. 

Distancia entre los asentamientos humanos; organización regional; fronteras sociales más que físicas; representaciones a través de mapas; planificación territorial y riesgos naturales concebidos como riesgos sociales, son algunos ámbitos que se exploran en la primera parte del libro. A la vez, se tratan aspectos vinculados con desigualdad social y expresiones culturales o artísticas que derivan de la segregación, como el caso de los grafitis y el rap, como ejemplifica la publicación.

El texto invita a conectar la geografía con problemáticas actuales que responden a fenómenos como el desplazamiento de la población, la pobreza o conflictos geopolíticos, ámbitos que también son explorados desde otras disciplinas humanistas y las ciencias sociales. “Comprender que el territorio es el resultado de un diálogo del objeto material con una mirada social es una clave donde la geografía cultural ha puesto énfasis. Desde esta perspectiva, existe una espacialidad que surge desde lo social, desde los contextos culturales desde donde se define”, se señala al respecto.

“La geografía nos enseña a reflexionar, a anticipar el desarrollo de nuestras sociedades en el espacio. A estudiar y comprender los recursos y la dinámica del cambio de los territorios para proporcionar la vida y la sostenibilidad de nuestras sociedades”, es una de las reflexiones finales alineadas con la perspectiva amplia que se busca instalar. Al respecto, los académicos de Geografía a cargo de la publicación, el geógrafo Alejandro Salazar y el historiador Andrés Núñez, profundizan:

   

- ¿Cómo se gestó la publicación de este libro y cómo surgió el nexo con Bailly?

AS: El profesor Bailly, reconocido geógrafo suizo, era mi cooperación internacional en un proyecto Fondecyt. En este contexto y en conversaciones sostenidas en terreno, surgió la idea de re editar el libro en forma conjunta en español. Ya había sido editado en francés y portugués. Esto, con el fin de actualizarlo y adaptarlo a la realidad latinoamericana. Nos entregó los derechos sin problemas, para mantener y difundir la obra. Luego invité al profesor Andrés Núñez a participar como co-editor en este viaje.


-¿Cómo se concreta esa adaptación al contexto latinoamericano?

AS: Esto significó bastante trabajo, pero fue a través de ejemplos, comparaciones, explicaciones, descripciones, datos, fotografías, autores, literatura, realidades asociadas a diferentes países de Latinoamérica, donde se vive el viaje en geografía  a través de la realidad y geografía de las relaciones de formas, contenidos y espacios a la luz de los procesos particulares de la región.

AN: El libro posee una base conceptual intacta, pero los ejemplos y estudios de caso los hemos trasladado a la realidad latinoamericana. Fue un trabajo arduo y complejo. Por cierto, hubo que transformar algunos análisis o enfoques, pero también nuestro interés fue conservar la base sustancial planteada por Bailly en su versión original en torno a la Geografía Humanista. Que la geografía "esté en todas partes" y "sea para todos", como pregona el libro, no es un slogan, es en realidad el interés de fondo de una geografía que se aleja de una mirada abstracta del espacio y se motiva por el lugar, por los discursos geográficos y por la experiencia geográfica.  


- ¿Cómo se expresa la "nueva geografía" en la publicación? (de qué forma se abordan los temas, el criterio de elección de los temas)

AS: Los temas ya venían un poco pre formateados de las obras anteriores y nosotros les dimos más profundidad, en una estructura semejante donde las nuevas geografías afloran desde la geografía humanista y su giro cultural; tratando de explorar implícitamente en algunos de los capítulos y temas desarrollados, desde una geografía abierta a nuevas miradas, una forma sutil y matizada de invitar a imaginar otras formas de entender el espacio y de entenderse uno mismo en él, como un actor político y conectado con diversas realidades y escalas.


-¿Cómo es esa nueva geografía que se busca instalar desde la mirada disciplinar de la historia?

AN: La denominada nueva geografía ve los procesos culturales formas y configuraciones de espacialidad. Es decir, que el territorio responde a dispositivos y mecanismos que lo definen y que no son ajenos al poder. A su vez, se interesa por aspectos más fenomenológicos en tanto las prácticas y el habitar cotidiano constituye también interés de los estudios geográficos. La geografía humanista, base del libro, es una corriente de la geografía que tiene su auge en la década del 70 y supone un replanteamiento teórico y metodológico a las corrientes de corte más positivistas de moda en los 50 y 60, aunque muy presentes también en la actualidad. Un aspecto clave, es que se interesa por la experiencia del vivir, por el habitar y por el espacio existencial. 


-¿Quiénes son los destinatarios de la publicación? (de qué forma se desmarca del contexto técnico y se vuelve más accesible para la población no familiarizada con la disciplina)

Como editores tenemos claro que los destinatarios son todos quienes se interesen por comprender que en cada experiencia de sus vidas hay o existe involucrado una perspectiva geográfica. El libro busca dialogar desde esas experiencias cotidianas con el conocimiento geográfico. Abrir la geografía al mundo es justamente una de las intenciones de la publicación editada por RIL. Así, "lo geográfico" no será solo un asunto para eruditos sino un modo de comprender la vida y de desenvolverse en el espacio. Obviamente, nuestro mayor interés está puesto en los alumnos y alumnas tanto universitarias como secundarias, pero al final en cada habitante de una Tierra que junto con ser física es también un modo de convivir y de compartir. 

 

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA
Violeta Bustos, Dirección de Comunicaciones

Centro de Estudios Asiáticos UC inicia convocatoria al "XI Concurso de Ensayos sobre Corea"

banner corea2018 VB

El Centro de Estudios Asiáticos, con el apoyo de la Academia de Estudios Coreanos (Nº AKS-2018-C31, 18C31), invita a los alumnos regulares de pregrado y magíster, ayudantes de investigación hasta dos años después de haber egresado y ayudantes de cursos de pregrado de la Pontificia Universidad Católica de Chile a expresar sus distintas miradas sobre las Relaciones Intercoreanas desde el período de 1948 hasta nuestros días.

Objetivos:

  • Ofrecer un canal para la expresión de sus opiniones, miradas y visiones sobre el pasado, presente y futuro.
  • Fortalecer el interés y la investigación en el campo de los estudios coreanos.
  • Divulgar las áreas de mayor desarrollo en el ámbito de los estudios coreanos.
  • Incentivar la vocación académica entre los estudiantes de la UC.

 

Los temas del ensayo pueden recoger los siguientes tópicos en relación al tema principal sobre las “Relaciones Intercoreanas”:

  • Impactos de una cumbre entre Trump y Kim Jong-Un.
  • Educación para la unificación.
  • Impactos de los desarrollos nucleares en la península.
  • El intercambio de la cultura popular.
  • Posibilidades de una unificación.
  • Políticas de acercamiento entre las Coreas.
  • Globalización de las Coreas.
  • El juego de espías en las relaciones intercoreanas.
  • Visiones de conservadores y liberales surcoreanos sobre Corea del Norte.
  • Impactos de la relación Corea del Sur y Estados Unidos en las relaciones intercoreanas.
  • Entre otros.  

 

Los trabajos se recibirán en la oficina del Centro de Estudios Asiáticos, primer piso de la Facultad de Historia, Geografía y Ciencia Política, Campus San Joaquín. La recepción de ensayos comienza desde el día de la publicación de estas bases y se extenderá hasta el jueves 13 de septiembre, a las 13 hrs.

 

Más información en http://estudiosasiaticos.uc.cl



Afiche Cambio textos VB

Comienza el proyecto RESISTANCE, Horizon 2020, con Simposio en la Universidad de Évora

foto simposio

Las profesoras Ximena Illanes y Verónica Undurraga, junto a la candidata a Doctora en Historia, Catalina Saldaña, participaron en el primer Simposio del proyecto de Investigación “Resistance” en la Universidad de Évora, Portugal.

El Simposio, que reunió a más de 50 investigadores de las 13 instituciones que participan en el proyecto, se orientó a discutir y analizar los marcos teóricos y el estado del arte relacionados con el tópico de la resistencia en la historiografía y en las Ciencias Sociales.

El proyecto de investigación, financiado por el fondo Horizon 2020 de la Unión Europea, estudia los procesos de resistencia de los grupos sociales discriminados y segregados en los Imperios Ibéricos entre los años 1500 y 1850. “Resistance” adopta un abordaje comparativo entre diferentes espacios y cronologías, comprendiendo a Europa, América, Asia y África, con el fin de estudiar los procesos de resistencia activa y pasiva, así como sus impactos y sus capacidades de transformación social.

Dentro del Instituto de Historia, además de las profesoras que participaron en el primer Simposio, forman parte del proyecto los profesores Rafael Sagredo, Jaime Valenzuela y Pablo Whipple, además de los doctorandos Nicolás Celis, Nicolás Girón y Sandra Cristina Montoya.

Además del Instituto de Historia UC, las instituciones implicadas son; desde Portugal: Universidade de Evora; Faculdade de Ciencias Sociais e Humanas da Universidade Nova de Lisboa; Instituto de Ciencias Sociais da Universidade de Lisboa; Instituto Universitario de Lisboa; desde España: Universidad de Cantabria; Universidad de Santiago de Compostela; desde Alemania: Max Planck Institute for European Legal History; Brown University  de Estados Unidos; Universidade de Cabo Verde; Universidade Federal da Bahia, Brasil; la Universidad Nacional de la Plata, Argentina; y el Colegio de Michoacán, México. 


Mayores detalles del proyecto en aquí  


El programa del Simposio se puede descargar en aquí 

 

 

Filman documental sobre captación de agua de niebla en Estación UC Alto Patache

934f106f 2675 49e5 9de3 e37a4a85c808

Miembros del proyecto Anillo Escallonia de CONICYT y del Ceaza se encuentran realizando un documental sobre la importancia del agua en el desierto de Atacama y el uso que le han dado las comunidades a lo largo de la historia. Este proyecto tuvo dentro de sus locaciones la Estación de Investigación UC Desierto de Atacama, en Alto Patache, y contó con la participación del profesor de nuestro Instituto, Pablo Osses.

El documental, inserto dentro del proyecto Explora, también es abordado desde una perspectiva científica y especializada, quebusca mostrar cómo se captaba el agua de la niebla en la antigüedad y qué similitud tiene este proceso con las tecnologías y herramientas actuales que posee el Centro UC Desierto de Atacama (CDA), en Alto Patache, tanto en la captación del agua, como en su administración y uso.

El profesor Pablo Osses, indicó que “lo que nosotros hacemos como estación es usar las mismas metodologías que usaban en el pasado, pero más modernas. Es la mejor representación de que con bajo impacto ambiental, prácticamente nulo, puedes aprovechar un recurso de manera sustentable en un ambiente extremo. En este caso, es agua de niebla en condiciones donde no hay otra fuente de recursos hídricos”.

“En el acantilado costero, los primeros habitantes captaban el agua. Grandes rocas verticales con líquenes, que son como unos árboles en miniatura, similares al musgo, son finos y capturan el agua, entonces cuando se acumulan varias gotitas, ésta cae por gravedad y era almacenada en unas vasijas de greda”, agregó Osses.

En el documental se demuestra que en Alto Patache se puede vivir en el desierto costero con un recurso hídrico sustentable y desarrollar una estación de investigación en condiciones hostiles. También, se mostró qué tipo de investigaciones se realizan torno a la climatología de la nube y al agua de ésta, con qué instrumentos, cómo se produce y de que manera se administra.

“El agua se capta todo el año, pero especialmente a partir de junio hasta noviembre y después hay un periodo de más seco. En el verano hay poca agua y entonces hay que almacenar”, señaló el profesor.

El objetivo del proyecto Explora, a través de este documental, es mostrar el uso ancestral del agua de niebla, el aprovechamiento de este recurso hídrico a lo largo de la historia, y su estado actual. También, busca retratar cómo funcionaban las comunidades pasadas, a qué clima se enfrentaban y cuál era la disponibilidad hídrica que tenían. Mientras que, por otro lado, se destaca la semejanza que hay con el presente y cómo se desarrollará en el futuro.

El documental, que actualmente está en postproducción, tiene octubre como fecha de estreno.

 

altopatache video